Salsa rústica de aguacate

El aguacate es una fruta muy popular, cremosa, deliciosa, nutritiva y versátil que hace parte de nuestra alimentación diaria. Hay infinidad de recetas que se pueden hacer con esta fruta.

 

Origen del aguacate 

La palabra aguacate proviene del idioma náhuatl, de la palabra “ahuacatl”, que significa “testículo”. Los indígenas nahuas le llamaban así por su forma al colgar del árbol.

El aguacate es originario de las zonas altas del sur de México, y norte de Guatemala, aunque ya en tiempos precolombinos se cultivaba en extensas regiones de Perú donde fue introducido en el año 1.450 por el inca Tupac Yupanqui, después de conquistar a la tribu palta en la parte sur del ecuador. De ahí su el nombre Palta, como se le conoce en muchos países de América del sur. Ver fuente

Hoy en día se cultivan más de 20 variedades en todo el mundo. Aunque en Colombia se producen principalmente dos; el aguacate Lorena, papelillo o criollo,  (principalmente para consumo interno) y el aguacate Hass (principalemente para exportación).

Beneficios Nutricionales 

El aguacate es considerado un súper alimento, porque en muy poca cantidad contiene muchísimos nutrientes. Veamos algunos.

  • Es un alimento completo que tiene proteínas, carbohidratos y grasas
  • Alto en ácidos grasos monoinsaturados, principalmente oleico
  • Es alto en vitaminas A, que nos ayuda a disminuir el riesgo de infecciones respiratorias
  • Alto en vitaminas C y E, que son excelente antioxidantes, que nos ayudan a combatir el daño celular causado por los radicales libres
  • Es alto en minerales como calcio, magnesio y potasio
  • Bajo en sodio
  • Contienen vitamina K, la cuál es importante para mantener los huesos sanos.
  • Es alto en ácido fólico, indispensable para el buen desarrollo de los bebés durante su gestación
  • Alto en fibra, lo que nos ayuda a mejorar nuestra digestión

 

Beneficios Medicinales

  • Contienen 25 miligramos por onza (1 onza = 28,35 gramos) de un compuesto de la planta natural de esterol llamado beta-sitosterol. Diversos estudios han evidenciado que el consumo regular de beta-sitosterol y otros esteroles vegetales ayudan a mantener un nivel saludable de colesterol

 

  • Los aguacates contienen luteína y la zeaxantina, dos fitoquímicos  esenciales para la salud ocular, que actúan como antioxidantes en el ojo y pueden minimizar el daño y reducir el riesgo de desarrollar degeneración ocular relacionada con la edad.

 

  • Fuente natural de Carnitina, la cuál ayuda a transportar los ácidos grasos al interior de las células, para que sean convertidas en energía por las mitocondrías celulares. Aumentando el rendimiento físico, la quema de grasa, y el aumento de masa muscular.

3 Tips para elegir un buen aguacate

  1. El color del aguacate es esencial para saber su estado de maduración. Si es agucate criollo (variedad Antillana, Papelillo) entre más verde este la fruta es mejor. En el caso de aguacate Hass entre más negro esté, más maduro está.
  2. Identifique que el pequeño tallo del aguacate sea de color café y se desprenda de la parte superior de la fruta fácilmente. Si es así el proceso de maduración está completo, de lo contrario debe esperar unos días.
  3. Debe sentirse suave al tacto, seder al paparlo en la parte superior y en la base. Coge el aguacate y apriétalo ligeramente en la palma de la mano. Un aguacate maduro y listo para comer, cede ante una ligera presión . El aguacate está maduro si los dos extremos están blandos.

 

Y para conservarlo mejor

Es importante no almacenarlos en la nevera. Si están fríos, no madurarán apropiadamente. Colócalo en una bolsa de papel, lejos de la luz directa, y déjalo a temperatura ambiente durante 2 ó 5 días.

Para acelerar el proceso de maduración, coloca una manzana o un plátano en la bolsa con el aguacate. Estas frutas, contienen altos niveles de Etileno, un agente natural que facilita la maduración. Una vez maduro, puede ser almacenado en la nevera, sin pelar por más de dos semana

Receta Salsa Rústica de Aguacate

Ingredientes

  • 1 aguacate bien maduro
  • Jugo de 1/2 limón
  • Sal marina y pimienta al gusto
  • 1 Vegetal (espinaca, kale, rúguca) o Hierba aromática fresca o seca (menta, tomillo, romero, albahaca)

Preparación

  • Corta y saca el aguacate y agrega a un bowl
  • Con ayuda de un tenedor tritura el aguacate bien maduro
  • Agrega la sal, el limón, la pimienta
  • Pica bien fino la hierba o vegetal elegido e integral a tu agucate machacado
  • Integral todo bien, rectifica la sal, y ya tienes lista tu salsa rústica para untarla a tu arepa, pan, papas, pasta o lo que quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X